La seguridad de datos y el Sistema Operativo Windows: Tratando con los Desafíos y los Mitos

August 22, 2019

Desde que fue lanzado en 1985, Microsoft Windows ha sido el sistema operativo dominante para los puntos finales en todo el mundo. Y cómo su popularidad ha disminuido en los últimos años, dado al hecho de que macOS a impulsado en las empresas y Linux publicó una distribución más amigable, aún existe un gran camino para que sea superado por sus competidores. De hecho, a partir de Julio de 2019 Windows sigue teniendo una cuota de mercado de 87.48%, conforme a NetMarketShare, el segundo lugar yendo a macOS con solo 9.71%.

Siendo el sistema operativo más popular del mundo hoy en día, viene con su propio conjunto de desafíos y mitos, en especial cuándo se trata de ciberseguridad, que es considerada varias veces el talón de Aquiles. ¡Echemos un vistazo a las más frecuentes!

La vulnerabilidad de Windows

El desafío mayor de Windows viene del hecho que el OS más popular del mundo es también el sistema operativo más atacado, lo que, dado a su masiva cuota de mercado, no es sorprendente. Esta proliferación de ataques es, a menudo, malentendida como una señal de la vulnerabilidad de Windows y esto, mediante el uso de otro sistema operativo menos popular, las empresas pueden automáticamente asegurar sus datos.

Sin embargo, la popularidad de Windows también funciona en su ventaja: por ser el OS líder global, ofrece la mayor variedad de posibilidad de herramientas para el lugar de trabajo y para las soluciones de seguridad para la protección de datos. Las empresas pueden, de hecho, sentirse muy presionadas para encontrar tantas soluciones que aborden cualquier otro OS y esto no es porque otros OS sean invulnerables y requieren menos medidas de seguridad, sino porque los desarrolladores prefieren enfocarse en productos que pueden llegar a una base de clientes más amplia que un mercado de niche.

Por lo tanto, mientras que Windows sea más propenso para los ataques, teniendo una estrategia de ciberseguridad comprehensiva colocada, no es más vulnerable que cualquier otro OS. De hecho, puede ser más fácil desarrollar mejores prácticas de seguridad para él y encontrar soluciones de protección geniales a precios competitivos por la disponibilidad de una escala larga de productos desarrollados teniendo a Windows en la mente.

Es más difícil cumplir con Windows

Otro mito vinculado directamente a la vulnerabilidad de Windows es una preocupación creciente entre las empresas que Windows es un sistema mucho más difícil de asegurar con los estándares de las regulaciones de la protección de datos que los equipos que rulan con otro OS. Esto es un error creado por la falsa creencia que los OS no populares van a garantizar la protección de datos por el simple hecho de que ellos no son suficientemente conocidos como para garantizar ataques de extraños maliciosos.

Esto, por lo tanto, es tener una visión muy estrecha sobre el cumplimiento y sobre las razones de los robos y las perdidas de datos. Se menosprecia completamente el factor error humano, por ejemplo, que plaga todos los puntos finales, independientemente de su OS. Por consiguiente, debe ocurrir una fuga de datos desastrosa por otras razones que un ciberataque y las empresas tendrán que mostrar por adelantado que han tomado medidas adecuadas para proteger los datos confidenciales de sus clientes, les estuviera difícil convencer a un comité de investigación que un OS no popular constituye uno.

Las mismas reglas de cumplimientos se aplican para todos los puntos finales, sin importar su OS, o sea que las empresas tienen que seguir los mismos pasos para proteger sus equipos, aunque están rulando en Windows, macOS o Linux.

Un antivirus y un firewall son todo lo que necesita

La mayoría de las fugas de datos que son titulares hoy en día tiendan a ser consecuencias de extraños maliciosos, lo que es el motivo porque muchas empresas se enfocan en la protección contra los ciberataques en sus estrategias de ciberseguridad. Y mientras que esto es una parte esencial de cualquier estructura de seguridad buena, a veces no es suficiente porque falla en considerar otras situaciones en las que los datos son perdidos o robados.

Un gran número de fuga de datos ocurre por error humano, lo que un antivirus no es diseñado a proteger. Una computadora Windows puede ser perfectamente protegida contra peligros externos, pero no va a parar a un empleado de enviar por equivocación datos confidenciales a la persona equivocada, de postar los datos online o subiéndolos en servicios en la nube de terceros dudosos. Los antivirus por si solos tampoco van a proteger los datos en movimiento donde es vulnerable para robo físico y redes de WiFi sospechosas.

Por lo tanto, es importante que las empresas recuerden que la seguridad de los datos es un tema complejo en el mundo cada vez más digitalizado de hoy y tienen que añadir, además de los clásicos antivirus y firewall, capas de seguridad adicionales para sus computadoras que rulan en Windows.

En conclusión

Windows ha ganado su lugar del primer sistema operativo del mundo por una razón: es remarcablemente fácil de utilizar y ha creado una larga gama de herramientas y software que son indispensables en el ambiente de oficina de hoy. Y mientras que su popularidad atrajo la atención de los atacadores, también trajo un numero remarcable de desarrolladores a su rescate, armando defensiones complejas para protegerlo.

Por lo tanto, es importante que las empresas sean conscientes de las amenazas que enfrentan, tanto cómo de los requerimientos de protección de datos que tienen que adherir en su campo para asegurar que sus computadoras Windows son protegidas de ambas personas ajenas que buscan obtener ganancias y empleados descuidados.

Related Posts:

Deja una respuesta

avatar